La transferencia embrionaria es la fase final del proceso de fecundación in vitro en la que se depositan en el útero los embriones que se han desarrollado en el laboratorio.

Para que los embriones transferidos implanten en el endometrio, la capa mucosa que recubre el útero, y pueda haber un embarazo es necesario que tanto la calidad de los embriones como la del endometrio sea buena.

A la hora de realizar una transferencia embrionaria hay que decidir cuántos embriones se van a introducir en el útero y también en qué momento del desarrollo embrionario se va a realizar.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Índice

Transferencia de embriones en República Checa

¿Cuántos embriones transferir?

En la República Checa la ley no establece un número máximo de embriones que se pueden transferir, únicamente indica que se deben emplear tantos como sea necesario para asegurar el éxito del tratamiento de fecundación in vitro.

A la hora de tomar esta decisión es importante valorar el riesgo y el beneficio de transferir más de un embrión, puesto que una transferencia de dos o más embriones aumenta mucho el riesgo de un embarazo múltiple con los riesgos que ello conlleva. Por otro lado, si se transfiere un único embrión la probabilidad de embarazo disminuye.

La cantidad de embriones que se van a introducir en el útero en la transferencia se determinará en función de diversos factores como:

  • La edad de la paciente
  • Cantidad de embriones disponibles
  • Calidad de los embriones
  • Causa de infertilidad
  • La receptividad endometrial

Así, si la calidad de los embriones y la receptividad endometrial son buenas entonces se espera una alta capacidad de implantación y se puede transferir un embrión. Esto suele ocurrir cuando la mujer es joven.

Sin embargo, cuando la madre es más mayor la calidad embrionaria y la receptividad endometrial no suelen ser demasiado buenas y puede haber problemas para que tenga lugar la implantación. Por tanto, en este caso se decidirá transferir dos o más embriones.

¿Transferencia en día 3 o en día 5?

En general la transferencia embrionaria se suele hacer en día 3 o en día 5 del desarrollo embrionario, aunque puede realizarse en cualquier momento desde que se comprueba que ha habido fecundación y hasta el día 6-7.

En general, en día 5 se puede seleccionar mejor el embrión o los embriones a transferir al disponer de mayor información en cuanto a su morfología y desarrollo hasta el momento. Además, se consigue una mayor sincronización con el endometrio, puesto que en un embarazo natural el embrión llega al útero 5 o 6 días después de la fecundación en las trompas de Falopio.

Por otro lado, existe la posibilidad de que el desarrollo embrionario se detenga y sea necesario cancelar la transferencia. Por este motivo se continúa transfiriendo muchas veces en día 3.

Es imprescindible valorar cada caso de forma que se personalice el tratamiento de reproducción asistida. La elección del momento adecuado para la transferencia puede hacerse en función de la cantidad y calidad de los embriones, de los resultados de ciclos previos de FIV, de las condiciones del laboratorio y de la receptividad endometrial entre otras cosas.

También puede influir en la decisión el uso del DGP, técnica de análisis genético que se permite realizar en la República Checa siempre y cuando se haga en casos concretos para tratar de evitar enfermedades o condiciones genéticas graves.

Un comentario

  1. usuario
    Clari

    Pero si hay menos probabilidad de embarazo con un solo embrión ¿por qué no se transfieren siempre más? No entiendo cuál es el problema de que haya un embarazo múltiple si a la pareja no le importa…

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de foros o formularios indica que estás aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.   Cerrar