Ley española sobre la donación de óvulos y semen

Tanto la ovodonación como la donación de espermatozoides está contemplada en la ley 14/2006, normativa que regula los tratamientos de fertilidad que se aplican en España. Esta legislación define la donación de óvulos y esperma como un contrato gratuito, formal y confidencial realizado entre entre el/la donante y el centro autorizado de reproducción asistida.

Además, insiste en que la donación debe ser altruista y anónima y limita el número de donaciones en función del número de recién nacidos a partir de los óvulos y los espermatozoides donados. Así, no se podrá emplear semen u óvulos de un mismo donante si ya han nacido en territorio español seis hijos a partir de los gametos de donante.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Requisitos de los donantes

La legislación española establece que aquellas mujeres y hombres que quieran ayudar a otras parejas a tener hijos a través de la donación de sus óvulos y espermatozoides respectivamente, deberán cumplir con las siguientes condiciones:

  • Tener más de 18 años y menos de 35 en el caso de las mujeres y de 40-50 en el caso de los hombres. La edad límite no está establecida por ley pero es la marcada por la gran mayoría de las clínicas de fertilidad.
  • Tener plena capacidad de obrar
  • Gozar de un buen estado de salud psicofísica: deben cumplir las exigencias de los estudios analíticos y psicológicos realizados para confirmar la ausencia de enfermedades genéticas, hereditarias o infecciosas susceptibles de ser transmitidas a la descendencia.
  • Estar de acuerdo con el anonimato y altruismo de la donación y constar así en el consentimiento informado.

En cuanto a los requisitos de la receptora, podrá recurrir a un tratamiento de reproducción asistida con óvulos o esperma de donante toda mujer mayor de edad y con plena capacidad de obrar, independientemente de su estado civil y su orientación sexual. Si la mujer está casada, se necesitará también el consentimiento del marido.

La ley española de ovodonación no marca un límite de edad de la receptora. No obstante, existe un consenso entre clínicas por el que se reconoce como éticamente inadecuada realizar un tratamiento de fertilidad a una mujer mayor de 50 años.

Donación altruista

La Ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida (Ley 14/2006) destaca que la donación de esperma y óvulos no deberá tener nunca carácter comercial o ser sujeto de actividad comercial.

Además, se insiste en que la promoción realizada por los centros de reproducción asistida o los bancos de gametos con el objetivo de incentivar la donación debe respetar el carácter altruista de esta actividad, quedando prohibido animar a los donantes mediante la motivación o el beneficio económico.

A pesar del carácter altruista de la donación de semen y óvulos, la regulación española permite la compensación económica a los donantes por los posibles riesgos y molestias y por las pérdidas laborales y de desplazamiento.

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, siguiendo las indicaciones de la Comisión Nacional de Reproducción Humana Asistida, establece la cantidad adjudicada a esta compensación entre 800 y 1.000€ en el caso de las ovodonantes y de 30-50€ por muestra de semen depositada por el donante.

Confidencialidad de la identidad de los donantes

La donación de óvulos y espermatozoides debe ser completamente anónima. Ni los donantes deben conocer a los futuros receptores de sus gametos ni los receptores conocerán tampoco datos sobre la persona que les cede la dotación biológico para que puedan tener hijos.

Será el centro de reproducción asistida el que se encargue de adjudicar a cada donante unos receptores en base a características fenotípicas (físicas) e inmunológicas (compatibilidad del factor Rh) de la receptora.

Nunca los receptores podrán seleccionar al donante o dar sus preferencias sobre las características del mismo.

La ley insiste en la importancia de garantizar la confidencialidad de los datos de identidad de los donantes por parte de los bancos o centros reproductivos. Solo en casos excepcionales que supongan un peligro para la salud o vida del hijo o cuando proceda en base a las a las Leyes procesales penales, podrá ser revelada la identidad de los donantes. De cualquier modo, esta revelación será restringida.

Los hijos nacidos a partir de los gametos del o la donante tienen derecho a solicitar al centro de reproducción asistida información general de los donantes, siempre que no incluya la identidad o demás datos privados.

Preguntas frecuentes

¿La ley de donación de óvulos es igual en toda España o cambia si se hace en Madrid, Murcia, Barcelona o Valencia?

El proceso de donación de óvulos se contempla en la Ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida, la ley 14/2006, que atañe a todo el territorio español. Por tanto, las condiciones y requerimientos para la donación de óvulos son los mismos en toda España y no cambian en función de la comunidad o ciudad donde se lleve a cabo.

Lo que cambia entre comunidades autónomas son las condiciones de acceso a los tratamientos de reproducción asistida en centros públicos, pero no las condiciones de dichos tratamientos. Esto quiere decir que cada comunidad podrá establecer unas premisas de acceso al tratamiento de ovodonación como edad de la paciente, situación reproductiva, etc. pero la donación se hará de igual forma, es decir, con carácter anónimo y altruista, como marca la ley 14/2006.

¿Se permite obtener información sobre el donante?

La legislación española de materia reproductiva indica que “los hijos nacidos tienen derecho por sí o por sus representantes legales a obtener información general de los donantes que no incluya su identidad. Igual derecho corresponde a las receptoras de los gametos y de los pre-embriones”.

Por tanto, sí, se permite obtener información siempre y cuando sea de carácter general y no incluya datos personales, de contacto o de identidad.

5 comentarios

  1. usuario
    IsmaelOpo

    España cuenta con una de las legislaciones más buenas de Europa en cuanto a donación de óvulos. De hecho, es una de las razones por las que recibe miles de turistas de diferentes países que viene únicamente por el tratamiento de ovodonación.

  2. usuario
    Ashu

    Totalmente de acuerdo, Jose9 Manuel. Para dar imlspuo a una conciencia solidaria entre la ciudadaneda, primero las instituciones han de mostrar una apuesta decidida por este tema y concederle su importancia. Gracias por tu comentario y un saludo.

  3. usuario
    Amaya Jimenez

    Soy madre de dos hijos a través de coordinación. Por suerte son hermanos de sangre porque la clínica en la que me hice el primer tratamiento aún tenía óvulos d la donante con la q contamos para el primer tratamiento. En el segundo tratamiento se consiguieron dos embriones. Uno me lo implantaron y es hoy mi hijo de tres meses y el otro se guardó. El problema es que esta donante ya cuenta con 6 hijos vivos y, por tanto, no se puede usar ese embrión. Sabes si existe una opción para usarlo teniendo en cuenta que sería para una pareja con dos hijos que serían hermanos? Estoy muy interesada en saberlo, por lo q espero ansiosa tu respuesta.
    saludos

  4. usuario
    juli

    ¿Qué quiere decir exactamente eso de los 6 hijos? ¿Cuentan los hijos que haya tenido el donante con su mujer o su marido también?

  5. usuario
    DELIOMA

    Que pena tengo una hija preciosa gracias a un donante de esperma y queríamos tener otro del mismo padrepara l fueran hermanos de sangre

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de foros o formularios indica que estás aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.   Cerrar