“Fracasos repetidos en tratamientos de FIV” por EVA Fertility Clinics en inviTRA 2014

En el siguiente vídeo la doctora Isabel Santillán, ginecóloga experta en reproducción asistida de Eva Ferility Clínics,  expone todas estas causas  por las que se producen los fallos  de implantación y por culpa de las cuales no se llega al objetivo final de los tratamientos que FIV: el niño sano en casa.

La ponencia de la doctora Santillán fue dado en la pasada feria de reproducción asistida inviTRA 2014 en Madrid.

Los fracasos repetidos en los tratamientos de fecundación in vitro generan una gran frustración tanto a los pacientes como a los profesionales en reproducción asistida. Son varios los factores que pueden llevar al fracaso o fallo de la técnica de FIV. Los principales son  la falta de óvulos, el fallo de fecundación de los óvulos y por lo tanto la ausencia de creación de embrión, el fallo de implantación o la dificultad de llevar a término el embarazo.

Fallo de implantación

Unos de los más comunes es el fallo repetido de implantación. La tasa de implantación por embrión es de alrededor del 25%. Actualmente se desconocen los factores exactos que hacen que unos embriones implanten y otros no. Aunque sí que se sabe que durante la implantación se produce un diálogo entre útero y embrión en el que éste último es el protagonista. Más del 75% de los fracasos de implantación se producen por alteraciones genéticas del embrión y en alrededor del 25% de los casos, los problemas se asocian al útero materno.

De las alteraciones genéticas que pueden causar el fallo implantacional, alrededor del 3-5% se encuentran en los padres. La gran mayoría se producen de novo en los gametos o directamente en el propio embrión.

Alteraciones genéticas

Se sabe que la edad materna influye mucho sobre la genética del óvulo. Alrededor del 60% de los óvulos de una mujer a partir de los 40 años presentará alteraciones cromosómicas producidas durante la meiosis. En cuanto a los espermatozoides, en los últimos años se están produciendo un aumento de las anormalidades cromosómicas debido a los malos hábitos y los factores ambientales.

La problemática de las alteraciones de novo en los embriones viene dado por el mosaicismo. Aunque realicemos un análisis genético, pueden existir células embrionarias con la alteración y células normales. Si la normal es justo la que escogemos para analizar, la alteración se nos escapa del estudio genético. Por suerte, el embrión tiene cierta capacidad de reparación.

Otros aspectos que puede afectar la implantación son los problemas en la fase madurativa del endometrio, así como las trombofilias, o los problemas de tiroides.

Por último, es importante analizar la ventana implantacional o el periodo de tiempo en que el útero de la madre es receptivo.  Se puede estudiar a través de la genómica, proteómica o estudios inmunológicos.

Un comentario

  1. usuario
    soniagugar84

    Realmente supone una verdadera frustración cuando intentas e intentas y no consigues el embarazo. En mi caso, después de varios intentos descubrieron que la causa era el momento de la receptividad. Es muy importante la ventana implantacional, por lo que me gustaría recomendar a todas las que tiene problemas repetidos el test genético que analiza la ventana.

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de foros o formularios indica que estás aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.   Cerrar