La concepción de un hijo a partir de los gametos de sus padres, ya sea de forma natural o a través de técnicas de reproducción asistida, no es siempre posible. Algunas personas se ven en la necesidad de recurrir a la donación de gametos para poder conseguir el embarazo.

Cuando la calidad seminal de un varón no es lo suficientemente buena como para conseguir la fecundación del óvulo y la posterior implantación del embrión generado, se realiza el tratamiento de donación de semen.

También cuando una mujer soltera o una pareja homosexual femenina desea tener un hijo deberá necesariamente emplear semen de donante debido a la ausencia de miembro masculino.

A continuación tienes un índice con todos los puntos que vamos a tratar en este artículo.

Condiciones de la donación de esperma

Tal y como indica la información obtenida de la ley 69(I)/2015 sobre la Aplicación de la Reproducción Humana Médicamente Asistida, la donación de semen en Chipre debe ser:

  • Altruista
  • Anónima

La legislación prohibe la venta de gametos o embriones procedentes de donante. Sin embargo, recomienda la remuneración por los gastos derivados de la donación como los gastos de viaje o alojamiento, pérdida de ingresos por la abstención al trabajo, etc.

En cuanto al anonimato, debemos destacar que los pacientes pueden elegir al donante, siempre y cuando esto no implique la revelación de la identidad del mismo. La ley insiste en que la identidad del donante de semen debe permanecer en el anonimato. Tampoco el donante podrá obtener información de los futuros padre ni del bebé nacido gracias a su aportación.

Otra exigencia destacable en relación a la donación de semen es la edad del donante, el cual no será aceptado como tal si tiene más de 45 años de edad.

Reproducción asistida con semen de donante

Así como con la donación de óvulos solo puede realizarse la técnica reproductiva de la fecundación in vitro (FIV), ya sea convencional o ICSI, con semen de donante podemos llevar a cabo cualquiera de las dos técnicas reproductivas básicas:

  • Fecundación in vitro (FIV): se obtienen los espermatozoides y los óvulos, se ponen en contacto para que tenga lugar la fecundación y posteriormente se transfieren los embriones de mayor viabilidad. El número máximo de embriones que es posible transferir es 2 si la mujer tiene menos de 39 años y 3 si tiene de 39 a 50 años.
  • Inseminación artificial (IA): se obtiene la muestra seminal y se introduce a través de una cánula especial por el canal cervical de la mujer. A continuación se deposita la muestra de semen en el útero femenino a la espera de que los espermatozoides viajen hasta las trompas de Falopio y consigan fecundar al óvulo.

Como vemos, la principal diferencia es el lugar donde se produce la fecundación propiamente dicha, si en el laboratorio o en el interior del organismo femenino. Otro factor importante que las distingue es que en la inseminación artificial, los óvulos pertenecen necesariamente a la futura mamá. Por el contrario, en la fecundación in vitro, los óvulos pueden ser de donante o de la futura madre.

Un comentario

  1. usuario
    janopela

    ¿Qué es mejor para una mujer soltera que escoge la donación de semen, la inseminación artificial o la fecundación in vitro? Mis óvulos están bien…

Las cookies nos permiten ofrecerle publicidad relacionada. Si continua navegando consideramos que acepta nuestra política de cookies. El uso de foros o formularios indica que estás aceptando nuestra política de privacidad y protección de datos.   Cerrar